Voz del ciudadano comun de Nicaragua

EL SPEEDY GONZALES

Voz del ciudadano común de Nicaragua

www.speedygonzales01.wordpress.com

Lunes 4 de Mayo del 2009

 Hola nuestros Queridos Humanos Galácticos:

 Hoy les tenemos mucha información importante en referencia al tema del Primer contacto  seguiremos en la preparación de ustedes para lo que viene. Una recomendación que les damos desde ya es tomar la opción vegetariana pues no queremos que ninguno de los lideres que van a participar en tan crucial evento se nos enferme con ninguno de los virus y enfermedades que actualmente están surgiendo.

 RESUMEN SEMANAL DE LA FEDERACION GALACTICA

  •  Saludos venimos de nuevo con mucho que decir. La Tierra interna y su nación Agarta (intraterrenos) los espera. La gente de Agarta ha construido amorosamente toda una serie de ciudades especiales de cristal para ustedes con el objetivo de que vivan antes y después de su transformación, la cual ocurrirá en las cámaras de metamorfosis individuales.
  • Queremos darles mas detalles acerca de Agarta y sus ciudades de residencia. Para comenzar la Tierra interna es un lugar lleno de maravillas. Dentro de la Tierra hay un reino de Quinta dimensión creado con tecnología de luz, el cual vuelve a la Tierra interna en un paraíso.
  • Cuando ustedes entran, notan un suave y brillo difuso del Sol Central de la tierra. Los alrededores están llenos de campos exuberantes, grandes montañas, amplios y espesos bosques y unas luminosas e impresionantes ciudades de cristal radiando con colores cambiantes. Estos clústeres de inmensos cristales albergan una sociedad llena de seres humanos concientes cuyas costumbres y ceremonias reflejan aquellas de otros humanos galácticos a través de la galaxia.
  • Otra cosa que impacta son los amplios cielos abiertos y la maravillosa esencia pura del aire. Cuando entran a una ciudad de cristal, sienten una gran calma y sentido de “bienvenido a casa”. Se maravillan de los altos domos y la magia de lo holográfico que hace que lo de adentro se asemeje a lo de afuera. La gente es muy amigable y son curiosos como niños acerca de quienes son ustedes y ansiosos de ayudarlos.
  • Sus casas son espaciosos e íntimas debido a la misma tecnología holográfica que combina sus propias habilidades con las capacidades de sus computadoras orgánicas. El ambiente se conforma perfectamente a los gustos y creatividad de cada habitante.
  • Las ceremonias diarias consisten de bailes, música, canciones y cantos especiales y las ropas de diferentes colores de cada grupo de participantes añade un deleite total a estas reuniones especiales.
  • La vida aquí es un collage de trabajo, familia, y deberes sagrados intercalados con interacciones diarias con personal de la Federación Galáctica. No hay duda que el Primer contacto es vitalmente importante para la gente de Agarta. Todo lo que ellos hacen refleja este foco.
  • Como un ejemplo de dedicación a esta causa están las ciudades de cristal que ellos han construido para albergarlos a ustedes, cuando el tiempo venga para que se transformen como una mariposa en unos humanos totalmente concientes. Junto a su  habitación estará la cámara de luz individual calibrada a sus necesidades específicas.
  • Para cumplir con esta metamorfosis la Federación Galáctica le ha pedido a los equipos de médicos archivar un expediente médico diario y meticuloso para cada uno de ustedes para que este complejo proceso se haga con una precisión perfecta.
  • Ustedes todos serán retornados a conciencia plena al mismo tiempo. Normalmente este proceso toma siglos, pero el Cielo ha decretado que ustedes van a tomar este paso final todos juntos de un solo. Seguido por un entrenamiento de etiqueta que deben manejar los seres concientes de luz.
  • La superficie de la tierra también va a pasar por una vasta reconfiguracion en sincronía con su transformación. Su nueva biosfera va a asemejarse a la Tierra interna por primera vez después de la catástrofe lemuriana, el interior y la superficie de la Tierra pueden estar ligadas para lo que fueron diseñadas.
  • Naturalmente mientras esto pase ustedes necesitarán estar en algún otro lugar: En la seguridad de Tierra interna. Al mismo tiempo nosotros  evacuaremos a todos los animales y plantas de la superficie, los cuales su Jerarquía espiritual local considere compatible con su nueva realidad. Esto significa, no garrapatas, ni mosquitos, etc. Bajo su Dirección una nueva topografía de la superficie va a emerger una que se parece grandemente a la que hubo en tiempos de Lemuria y cuando despierten de su sueño de transformación, este nuevo mundo estará listo para sus nuevos guardianes: USTEDES.
  • En estado de conciencia plena, los modos de los humanos galácticos rápidamente llegarán a ser claros para ustedes incluyendo las razones para vivir dentro del planeta, no en su superficie. Todos los planetas son huecos y sus guardianes plenamente concientes viven en el interior. Las expediciones al exterior se hacen principalmente para realizar ceremonias diseñadas para sostener y apoyar el planeta, su belleza y ecología diversa.
  • Martes y Venus, también serán transformados y listos para recibir a aquellos de ustedes que escojan moverse allí.
  • Muchos cambios de la Madre Tierra serán magnéticos y eléctricos. Esto significa que los seres humanos electromagnéticos como ustedes vivirán más confortables en Tierra interna donde las fuerzas terrestres están propiamente alineadas a ustedes. Todas las criaturas que retornen a la nueva superficie necesitarán pasar por un cambio divino y esto será hecho cuando la flora y la fauna de la Tierra se haya levantado temporalmente durante el tiempo de reconfiguracion. Aquí les recordamos que ustedes son originalmente huéspedes invitados con una misión especial para ejecutar.
  • Su tarea no es la de diseñar la ecología de superficie sino sostenerla y fomentar su bienestar. Como guardianes terrestres ustedes están aquí para asegurar la salud floreciente del Ser de electrogravedad glorioso, Madre Tierra y esto es hecho fácilmente desde los Reinos de Tierra interna perfectamente calibrados.
  • Esta misión divinamente inspirada para moverlos a todos simultáneamente a conciencia plena crearon la necesidad de intervenir en sus asuntos a una escala verdaderamente masiva. Esta es la razón para el Primer Contacto en este momento.
  • La Logística de la operación requiere una cantidad de preparación sin paralelos en muchos niveles, desde los edificios de las ciudades de cristal a las formas de remediar sus miedos profundamente inculcados.
  • Traten de imaginar la tarea de preparar a una gran población global sumida por milenios en ignorancia, violencia y pobreza hasta llevarla al punto de aceptar en materia de meses un brillante futuro de libertad desconocida y de posibilidades nunca soñadas. Este es nuestro reto con ustedes.
  • Hemos ensayado todos los aspectos de esta difícil operación muchas veces y les afirmamos que todo va a ir bien. Después de los aterrizajes se harán seminarios a  la comunidad para informarles y responder a sus preguntas. Luego en Tierra interna conocerán a sus mentores especiales.
  • El proceso de transformarlos de regreso a conciencia plena es totalmente inverso a las incursiones genéticas Atlaneanas (Extraterrestres Oscuros de baja evolución) que los han disminuido.
  • Esta operación involucra luz interdimensional, guiados por el Cielo bajo la Dirección del Señor, esta luz creó todas las cosas en el plano físico. Luego las tomó a múltiples realidades con un potencial casi sin límites pero solo unas pocas combinaciones se manifestaron y se formaron en la realidad física que hoy conocen.
  • Ustedes también están formados de esta luz pero con una manera particular con una combinación inmensa de individuos. Ustedes son en efecto un código clave cifrado especialmente expresado a través de su genética y sus varios códigos de chakra. Estas frecuencias únicas y entrelazadas hacen el físico de ustedes. Los códigos cifrados se fijaron y guiaron por su presencia “Yo Soy”.
  • Con la divina ayuda de su presencia “Yo Soy”, la cámara de luz se conecta rápidamente a estos códigos transformando su genética y chakras y restaurando las secuencias no usadas desde la última vez que estuvieron concientes.
  • En el curso de varios días mientras ustedes duerman, ustedes recuperaran su verdadero Ser, dejarán las cámaras algo vulnerables y abrumados, un poco nauseabundos y listos para ser amados y cuidados.
  • Sus mentores especiales están esperando este momento para abrazarlos y llevarlos en sus alas para iniciar sus días de entrenamiento.
  • El o ella limpiará su caos interno y externo y les mostrará quienes son realmente y que talentos en particular poseen. Ahora estén listos para llegar a ser algo maravilloso, un humano galáctico.
  • Hoy dimos un vistazo a Tierra interna y alguna de sus muchas glorias y maravillas, recuerden que su viaje realmente se inicia una vez vuelvan a ser humanos galácticos.
  • Sepan en el Corazón de Corazones que el suministro del Cielo es infinito.

 

 

COMENTARIOS Y ACLARACIONES:

 

En la última reunión del Consejo intergaláctico se dijo lo sig:

 

  • Finalmente se decidió que si iba a ser requerida la evacuación masiva de la población principalmente a Tierra interna inmediatamente que se den los aterrizajes. Simultáneamente que estén el proceso de retorno a conciencia plena se estará haciendo la reconfiguracion de la superficie terrestre. Esto significa que ningún humano, animal o planta pueden estar sobre la superficie en ese momento. Todos serán trasladados ya sea a tierra interna o a las naves. Dicha reconfiguracion no es un desastre aleatorio y casual como los que han ocurrido en el pasado sino más bien una operación realizada con alta tecnología de los hermanos intraterrenos y extraterrestres dirigida por la Jerarquía divina.
  • Se tuvo que decidir de esta manera que es una de las más fuertes por decirlo de alguna manera debido a la actitud indiferente de los líderes del planeta a cooperar de forma civilizada con el Primer Contacto. No se puede dejar que sigan a como van porque se matarían en exterminio masivo usando guerra bacteriológica o por la misma inestabilidad ya causada en la naturaleza que hace que broten epidemias y enfermedades de muerte masiva. Otra cosa que se decidió fue que todo será al mismo tiempo ya que la estrategia gradual hubiese sido adecuada en otro contexto donde no se diesen estos peligros inminentes.
  • En cuanto al plan de aterrizaje y traslado de la población solo les podemos adelantar que habrá un aterrizaje masivo y seguidamente iniciarán los seminarios informativos a la población para inmediatamente luego sin perder tiempo trasladar a la gente a tierra interna. Como, donde, quien y cuando será dicho en esos seminarios.
  • Aunque la mayoría de la cabala oscura esta prácticamente derrotada estarán usando las ultimas patadas de ahogado para boicotear todo lo que sea bueno para el planeta y su gente. Debido a los crímenes cometidos en el pasado ellos están muy temerosos que los vayan a capturar y hacerles daño físico por tanto a estas alturas del partido no les importa hacer cualquier barbaridad.
  • Prepárense y sean valientes para los momentos tensos que vienen, los cuales esperamos no duren mucho tiempo. No perder la visión de la meta final. A todos los trabajadores de la luz ya retornados les pedimos se presenten en el lugar de aterrizaje mas cercano a su localidad para ponerse bajo el mando de un miembro de la Federación Galáctica, ellos irán identificados adecuadamente.
  • A los productores de carne, cerdo, mariscos, pollo, etc. les confirmamos que fue denegada la petición que hicimos sobre la moratoria de su operación, la envergadura de lo que viene no permite dar esa flexibilidad. Pero no pierdan la fe y las esperanzas que en la nueva tierra van a ser re-ubicados en una industria mas sana y productiva.
  • Como somos el canal oficial de la Federación Galáctica en Nicaragua y de hecho ejercemos el cargo de Presidente vamos a estar informándolos cuando sea pertinente de lo que vaya ocurriendo y de los próximos pasos a tomar en referencia al tema del Primer Contacto, las otras crisis las deberá manejar el Presidente sustituto (Danny). No se duerman, Que Camarón que se duerme se lo lleva la corriente!!!!
  • Es importante que sigan aumentando el nivel de vibración con los ejercicios que les hemos dado, por favor háganlo con disciplina, redoblen el tiempo dedicado a ello.

 

CHISMES VARIOS

 

  • Ahora mas que nunca toma fuerza la necesidad de volverse vegetarianos, si antes no nos hacían caso y se burlaban ahora esperamos comiencen a tomar en serio lo que les decimos aunque parezca broma, lo hacemos por su bien. Y es el mismo hombre que ha producido esos desequilibrios en la naturaleza ya sea por afectar el clima o por crear virus agresivos en laboratorios, eso se les está regresando, vemos como se inició con la fiebre porcina, luego será el síndrome de la Vaca Loca, después la calentura del camarón mocoso, después la artritis del pollo gargajoso, luego la neumonía del chompipe ronco y así sucesivamente.
  • Vemos que se han tomado medidas rápidas de prevención ante el peligro de la fiebre porcina con esa misma velocidad y coordinación los queremos ver con el Primer contacto. Esperamos que depongan actitudes egocéntricas y dejen los pleitos políticos a un lado, ese clima político fue un virus creado en laboratorio de la cabala oscura que desde hace muchos años atrás han venido introduciendo en el país causando tremenda división y contaminación, y sobre todo en muchos que se miran  así  mismos como héroes por tomar posiciones radicales, extremas y dualísticas, cuando los anormales son ellos por andar fuera de rango.
  • Urgente que los productores de carne, pollo y mariscos trabajen sus planes de contingencia y cierre ordenado. Si ya se embarcaron en un plan de diversificación está muy bueno pero seguro será implementado hasta después del primer contacto. OJO que se los hemos venido diciendo desde hace tiempo, hágannos caso, que sabemos lo que decimos. No en balde nos hemos preparado para ser miembros del Consejo intergaláctico.
  • Dicen que los países que se han metido al desarrollo de la energía nuclear como el caso de Irán lo hacen para que los tomen en serio y nosotros nos quedamos pensando, ve hom no hubiese sido mas barato y fácil que esos lideres de esos países tomaran un cursito en Desarrollo Personal y uno en Relaciones Humanas??? Nosotros ya rápido le preparamos uno bien específico que se llamaría: QUIERO QUE ME TOMEN EN SERIO. Que cultura mas diferente a la nuestra verdad muchachos?? Aquí en Nicaragua nosotros buscamos mejor que nos tomen en broma, así la gente te para mas bola, no ven que todos somos unos payasos.
  • Les recomendamos los ejercicios de oración y meditación (contemplación) para subir las defensas inmunológicas, esto esta científicamente comprobado.

 

TEMAS PARA SER DESARROLLADOS POR NUESTROS ALIADOS

 

  • Todas las formas en que un ciudadano común puede ayudar a mejorar su país.
  • Porque se desarrolla la corrupción? Tanto en el estado como en el sector privado.
  • Como superar miedos.

 

EJERCICIO NO.1764:

 

Within You Without You (letra en español)

http://www.youtube.com/watch?v=NwBERHfFzS4

 

EJERCICIO NO.1765

 

Tipologías de Extraterrestres

http://www.exopoliticsspain.es/sp/tipologiaET.htm

 

 

EJERCICIO NO.1766

 

Energía Libre

http://www.exopoliticsspain.es/sp/energialibre.htm

 

EJERCICIO NO.1767

 

God Is Love (letra en español)

http://www.youtube.com/watch?v=WUejTB2pzSQ&feature=channel_page

 

 

EJERCICIO NO.1768

 

What is ExoPsychology?

http://www.exopoliticsspain.es/articulos/Art-62.htm

 

EJERCICIO NO.1769

 

Be Vegetarian Part 3

http://www.youtube.com/watch?v=6cHA2ZnGBQg&feature=related

 

EJERCICIO NO.1770

 

Vibrator (letra en español) Vibrator (letra en español)

http://www.youtube.com/watch?v=-c3_aLw-OsM&feature=channel

 

 

EJERCICIO NO.1771

 

Crisis Mundial y Veganismo

http://www.youtube.com/watch?v=4Qfk6fLrqJw&feature=related

 

EJERCICIO NO.1772

 

EXOPOLITICS: Infraterrestrials, Extraterrestrials

http://www.youtube.com/watch?v=oG3ICXIzo3s&feature=related

 

EJERCICIO NO.1772

 

Ommadawn Visions

http://www.youtube.com/watch?v=QFUrrrJCWlU&feature=channel

 

EJERCICIO NO.1773

¿Miedo a hacerte vegano? Aclaraciones sobre nutrición 1/2

 

http://www.youtube.com/watch?v=w7bB2sNXxHo&feature=related

¿Miedo a hacerte vegano? Aclaraciones sobre nutrición 2/2

 

http://www.youtube.com/watch?v=vLk7j0JsDCs&feature=related

 

EJERCICIO NO.1774

Alien Species 1 – Humans

http://www.youtube.com/watch?v=N-9xai73_n8

 

EJERCICIO NO.1775

 

Mike Oldfield: Flowers of the Forest

http://www.youtube.com/watch?v=TpdzaRjofa8&feature=related

 

 

EJERCICIO NO.1776. Nosotros ya nos adelantamos a todas esas fechas que se presentan en este video, por esto enviamos saludos y gracias a todos nuestros lectores y en especial a nuestras alianzas estratégicas.

 

Gaia – The future of politics

http://www.youtube.com/watch?v=sV8MwBXmewU

 

EJERCICIO NO.1777

 

LIFE DISCOVERED ON MARS

http://exopolitics.blogs.com/files/mars—press-release—spanish-edition—1-1-09.pdf

 

 

EJERCICIO NO.1778

Alien Species 2 – Greys and Reptilians

http://www.youtube.com/watch?v=UWR6WE4z20g&feature=related

 

 

EJERCICIO NO.1779

 

EXOPOLITICS RADIO – Discovery of Life on Mars – Pt. 1

http://www.youtube.com/watch?v=FWI-IFMmxW8&feature=channel_page

 

EJERCICIO NO.1780

 

Mike Oldfield – The Tempest

http://www.youtube.com/watch?v=_O20M1o-pHE

 

 

EJERCICIO NO.1781

 

Authors@Google: “Leadership and the Sexes” Michael Gurian

http://www.youtube.com/watch?v=jUMqArkEuW0&feature=channel

 

 

 

IV

LA JUVENTUD DE KRISHNA

Al pie del monte Meru se extendía un fresco valle lleno de praderas y

dominado por vastos bosques de cedros, por donde pasaba el soplo puro del Himavat. En este alto valle habitaba un pueblo de pastores sobre el cual reinaba del patriarca Nanda, amigo de los anacoretas. Allí Devaki encontró un refugio contra las persecuciones del tirano de Madura; y allí, en la morada de Nanda, nació su hijo Krishna. A excepción de Nanda, nadie supo quién era la extranjera y de dónde procedía aquel hijo. Las mujeres del país dijeron únicamente: “Es un hijo de los Gandharvas. (Son los genios que, en toda la

poesía india, se supone presiden a los matrimonios de amor). Porque los músicos de Indra deben haber presidido a los amores de esa mujer que parece una ninfa celeste, una Apsara”. El hijo maravilloso de la mujer desconocida creció entre los rebaños y los pastores, ante los ojos de su madre. Le llamaban “el Radiante”, porque su sola presencia, su sonrisa y sus grandes ojos tenían el don de difundir la alegría. Animales, niños, mujeres, hombres, todo el

mundo le quería, y él parecía querer a todo el mundo, sonriendo a su

madre, jugando con las ovejas y los niños de su edad o hablando con los viejos. El niño Krishna no tenía temor alguno; lleno de audacia ejecutaba acciones sorprendentes. A veces se le encontraba en los bosques, recostado sobre el musgo, abrazando a jóvenes panteras y abriéndoles la boca sin que se atreviesen a morderle. Tenía también inmovilidades repentinas, admiraciones profundas, tristezas extrañas. Entonces se apartaba de todos, y grave, absorto, miraba sin responder. Pero sobre todas las cosas y todos los seres, Krishna adoraba a su joven madre, tan bella, tan radiante, que le

hablaba del cielo de los Devas, de combates heroicos y de cosas maravillosas que ella había aprendido con los anacoretas. Y los pastores que conducían sus rebaños bajo los cedros del monte Meru decían: “¿Quién es esta madre y quién su hijo?. Aunque vestida como nuestras mujeres, parece una reina. El hijo maravilloso se ha criado con los nuestros, y sin embargo no se les parece. ¿Es un genio?. ¿Es un dios?. Quienquiera que sea, nos traerá felicidad”.

 Cuando Krishna tuvo quince años, su madre Devaki fue vuelta a llamar

por el jefe de los anacoretas. Un día desapareció sin decir adiós a su hijo. Krishna, no viéndola ya, fue a buscar al patriarca Nanda y le dijo:

— ¿Dónde está mi madre?.

Nanda respondió, inclinando la cabeza: — Hijo mío, no me lo

preguntes. Tu madre ha partido para un largo viaje. Ha vuelto al país de donde vino, y no sé cuándo volverá. Krishna no respondió nada, pero cayó en una meditación tan profunda que todos los niños se apartaban de él como sobrecogidos por un temor supersticioso. Krishna abandonó a sus compañeros, dejó sus juegos, y

perdido en sus pensamientos, se fue solo por el monte Meru y erró así

durante varias semanas. Una mañana llegó a una alta cima cubierta de

árboles, desde donde la vista se extendía sobre la cordillera del Himavat.

De repente divisó cerca de él un anciano, de elevada estatura, vestido con el traje blanco de los anacoretas, en pie bajo los cedros gigantescos, bañado por la luz matutina. Parecía un centenario; su barba de nieve y su frente brillaban con majestad. El joven lleno de vida y el anciano se miraron largo tiempo. Los ojos del viejo se posaban con complacencia sobre Krishna. Éste quedó tan maravillado al verle, que enmudeció lleno de admiración. Aunque por primera vez le veía, pareció conocerle.

— ¿A quién buscas? — le dijo por fin el anciano.

— A mi madre.

— Tu madre no está ya aquí.

— ¿Dónde la encontraré?.

— Al lado de Aquel que no cambia nunca.

— Pero ¿cómo encontrar a Aquel?.

— Busca.

— Y a ti, ¿te volveré a ver?.

— Sí; cuando la hija de la Serpiente incite al crimen al hijo del Toro,

entonces me volverás a ver en una aurora de púrpura. Entonces matarás al Toro y aplastarás la cabeza de la Serpiente. Hijo de Mahadeva, sabe que tú y yo no formamos más que uno solo en Aquél. ¡Busca, busca, busca siempre!.

Y el centenario extendió las manos en signo de bendición. Después se

volvió dando algunos pasos bajo los altos cedros, en dirección del Himavat. De pronto pareció a Krishna que su forma majestuosa se volvía transparente, después temblorosa, y desapareció en el brillo de las finas hojas de las ramas, en una vibración luminosa. (Es una creencia constante en la India que los grandes ascetas pueden manifestarse a distancia bajo una apariencia

visible, mientras su cuerpo queda sumergido en un sueño cataléptico).

 Cuando Krishna descendió del monte Meru, parecía como transformado. Una energía nueva irradiaba de su ser. Reunió a sus compañeros y les dijo:

“Vamos a luchar contra los toros y las serpientes; vamos a defender a los buenos y a subyugar a los malvados”.

Con el arco en la mano y la espada al cinto, Krishna y sus amigos, los

hijos de sus pastores, convertidos en guerreros, comenzaron a batir las selvas luchando contra las bestias feroces. En el fondo de los bosques, se oían los aullidos de las hienas, los chacales, los tigres, y los gritos de triunfo de los jóvenes. Krishna mató y domó leones, hizo la guerra a reyes y libertó a tribus oprimidas. Más la tristeza invadía el fondo de su corazón. Su alma sólo tenía un deseo profundo, misterioso, oculto: encontrar a su madre y volver a hallar al extraño y sublime anciano. Recordaba sus palabras: “¿No me prometió que le vería cuando aplastase la cabeza de la serpiente?. ¿No me dijo que encontraría a mi madre al lado de Aquel que no cambia nunca?”.

Pero por mucho que luchaba y vencía, no había vuelto a ver ni al viejo

sublime ni a su madre radiante. Un día oyó hablar de Kalayeni, el rey de las serpientes, y pidió luchar con el más terrible de sus animales en

presencia del mago negro. Se decía que aquel animal, adiestrado por

Kalayeni, había ya devorado centenares de hombres, y que su mirada

helaba de espanto a los más valientes. Del fondo del templo tenebroso de Kali, Krishna vio salir, a la voz de Kalayeni, un largo reptil azul verdoso. La serpiente enderezó lentamente su cuerpo grueso, hinchó su cresta rojiza, y sus ojos penetrantes se encendieron en su cabeza monstruosa, cubierta de conchas relucientes. “Esta serpiente, dijo Kalayeni, sabe muchas cosas, es un demonio poderoso. No se las dirá más que a quien la mate; ella mata a los vencidos. Te ha visto, te mira, estás en su poder. Sólo te resta adorarla o perecer en una lucha insensata”. A estas palabras, Krishna se indignó, porque

sentía que su corazón era como la punta del rayo. Miró a la serpiente y se lanzó sobre ella, cogiéndola por debajo de la cabeza. Hombre y serpiente rodaron por las escaleras del templo. Pero antes que el reptil se le hubiese enroscado, Krishna le cortó la cabeza con su espada y, desembarazándose del cuerpo, que se retorcía aún, el joven vencedor levantó, con aire de triunfo, la cabeza de la serpiente en su mano izquierda. Aquella cabeza vivía aún; miraba a Krishna y le dijo: “¿Por qué me has matado, hijo de Mahadeva?

¿Crees encontrar la verdad matando a los vivos?. ¡Insensato: no la encontrarás más que agonizando tú mismo. La muerte está en la vida, la vida está en la muerte. Teme a la hija de la serpiente y a la sangre vertida. ¡Guárdate! ¡Ten cuidado!”. Hablando así, la serpiente murió. Krishna dejó caer la cabeza del reptil y se marchó lleno de horror. Kalayeni dijo: “No puedo nada sobre este hombre; sólo Kali podría dominarle con un encanto”.

 Tras un mes de abluciones y de oración en la orilla del Ganges, luego

de haberse purificado en la luz del sol y en el pensamiento de Mahadeva, Krishna volvió a su país natal, entre los pastores del monte Meru. La luna de otoño mostraba sobre los bosques de cedros su globo

resplandeciente; de noche el aire se embalsamaba con el perfume de los lirios silvestres, donde las abejas murmuraban durante el día. Sentado bajo un gran cedro, al borde de una pradera, Krishna, cansado de los varios combates de la tierra, soñaba en combates celestes y en lo infinito del cielo. Cuanto más pensaba en su radiante madre y en el anciano sublime, más sus hazañas juveniles le parecían despreciables, y más las cosas del cielo se le hacían vivas.

Un encanto consolador, una divina reminiscencia, le inundaban por completo. Un himno de reconocimiento a Mahadeva subió de su corazón y desbordó de sus labios en una melodía, suave y angélica. Atraídas por aquel canto maravilloso, las Gopis, las hijas y las mujeres de los pastores, salieron de sus moradas. Las primeras, al ver a las mayores de la familia en su camino, volvieron a entrar en seguida, después de simular que cogían flores. Algunas se aproximaron más, llamando: ¡Krishna!, ¡Krishna!, y después huyeron avergonzadas. Animándose poco a poco, las mujeres rodearon a Krishna por

grupos, como gacelas tímidas y curiosas encantadas por sus melodías. Él, abstraído en el sueño de los dioses, no las veía. Atraídas más y más por su canto, las Gopis comenzaron a impacientarse de que no se fijara en ellas.  

Nichdali, la hija de Nanda, con los ojos cerrados, había caído en una especie de éxtasis. Su hermana Sarasvati, más atrevida, se deslizó al lado del hijo de Devaki, y le dijo con voz cariñosa:

— ¡Oh, Krishna!. ¿No ves que te escuchamos y que no podemos dormir

en nuestras moradas?. Tus melodías nos han embelesado, ¡Oh, héroe

adorable!, y henos aquí, encadenadas a tu voz, y no pudiendo ya vivir sin ti.

— Canta más — dijo una joven —; enséñanos a modular nuestras voces.

— Enséñanos la danza — dijo una mujer, y Krishna, saliendo de su sueño, lanzó sobre las Gopis benévolas miradas. Les dirigió palabras amables, y cogiéndolas de la mano, las hizo sentar sobre el césped, a la sombra de los grandes cedros, bajo la luz de la luna brillante. Entonces les contó lo que había visto en su ensimismamiento: la historia de los dioses y de los héroes, las guerras de Indra, y las hazañas del divino Rama. Mujeres y mozas escuchaban encantadas. Aquellas narraciones duraban hasta el alba. Cuando la rosada aurora subía tras el monte Meru, y los kokilas comenzaban a cantar bajo los cedros, las hijas y las mujeres de los Gopis volvían furtivamente a sus viviendas. Pero al día siguiente, en cuanto la luna mágica mostraba su creciente, volvían más ávidas dé escucharle. Krishna, al ver que se exaltaban con sus relatos, las enseñó a cantar con sus voces y a figurar con sus gestos las

acciones sublimes de los héroes y de los dioses. A las unas dio vinas, de cuerdas vibrantes como almas; a las otras, címbalos, sonoros como los corazones de los guerreros, y tambores, que imitaban el trueno. Eligiendo a las más bellas, las animaba con sus pensamientos, y, con los brazos extendidos, andando y moviéndose en un sueño divino, las bailarínas sagradas representaban la majestad de Varuna, la cólera de Indra matando al dragón, o la desesperación de Maya abandonada. De este modo, los combates y la gloria eterna de los dioses, que Krishna había contemplado en sí mismo, revivían en aquellas mujeres dichosas y transfiguradas.

 Una mañana, las Gopis se habían dispersado. Los timbres de sus

instrumentos variados, de sus voces musicales y alegres se habían perdido a lo lejos. Krishna, solo bajo el gran cedro, vio venir a las dos hijas de Nanda: Sarasvati y Nichdali, que se sentaron a su lado. Sarasvati, echando sus brazos alrededor del cuello de Krishna, y haciendo ruido con sus brazaletes, le dijo: “Al enseñarnos los cantos y las danzas sagradas, has hecho de nosotras las más dichosas de las mujeres; pero seremos las más desdichadas cuando te marches. ¿Qué será de nosotras cuando no te veamos más?. ¡Oh Krishna!. Sé nuestro esposo: mi hermana y yo seremos tus mujeres fieles, y nuestros ojos no tendrán el dolor de perderte”. Mientras Sarasvati hablaba así,

Nichdali cerró los párpados como si cayera en éxtasis.

— Nichdali; ¿Por qué cierras los ojos? — preguntó Krishna.

— Está celosa — respondió Sarasvati riendo —. No quiere ver mis

brazos rodeando tu cuello.

— No — respondió Nichdali ruborizándose —: cierro los ojos para

contemplar tu imagen que está grabada en el fondo de mí misma. Krishna, puedes marchar: no te perderé nunca. Krishna estaba pensativo. Rechazó sonriendo los brazos de Sarasvati, que apasionadamente oprimían su cuello, y mirando alternativamente a las dos mujeres, pasó sus brazos alrededor de sus talles. Primero posó su boca sobre los labios de Sarasvati, luego sobre los ojos de Nichdali. En esos dos largos besos, el joven Krishna pareció sondear y saborear todas las voluptuosidades de la tierra. Más, de repente, se estremeció y dijo:

— Eres hermosa, ¡Oh, Sarasvati!, tú cuyos labios tienen el perfume del

ámbar y de todas las flores; eres adorable, ¡Oh Nichdali!, tú cuyos párpados velan profundos ojos y sabes sondear tu propia alma. Os amo a las dos. Pero ¿Cómo voy a ser vuestro esposo, puesto que mi corazón tendría que dividirse entre ambas?.

— ¡No amará nunca! — dijo Sarasvati con despecho.

— Sólo amaré con amor eterno…

— ¿Y qué es preciso para que ames así? — dijo Nichdali con ternura.

Krishna se había levantado; sus ojos llameaban.

— ¿Para amar con amor eterno? — dijo —. ¡Es preciso que la luz del día

se extinga, que el rayo caiga en mi corazón, y que un alma se lance fuera de mí hasta el fondo del cielo!.

Mientras hablaba, pareció a las jóvenes que crecía de un codo. De

repente, tuvieron miedo de él, y volvieron a su casa llorando. Krishna tomó solo el camino del monte Meru. La noche siguiente, las Gopis se reunieron para sus juegos, pero en vano esperan a su maestro. Había desaparecido, no dejando más que una esencia, un perfume de su ser: los cantos y las danzas sagradas.

 V

INICIACIÓN

 Entre tanto, el rey Kansa, al saber que su hermana Devaki había vivido

con los anacoretas, sin haberla podido descubrir, empezó a perseguirlos como las bestias feroces, teniendo aquéllos que refugiarse en la parte más recóndita y más salvaje de la selva. Entonces su jefe, el viejo Vasichta, el centenario, se puso en camino para hablar al rey de Madura. Los guardias vieron con admiración aparecer ante las puertas del palacio a un anciano ciego, guiado por una gacela que llevaba atada. Llenos de respeto al rishi, le dejaron pasar.

Vasichta se aproximó al trono, donde Kansa estaba sentado al lado de

Nysumba, y le dijo:

— Kansa, rey de Madura, desgraciado de ti, hijo del Toro, que persigues a los solitarios de la selva santa. Desgraciada de ti, hija de la Serpiente, que le inspiras el odio. Vuestro castigo está próximo. Sabed que el hijo de Devaki vive. Vendrá cubierto con una armadura invulnerable y te arrojará desde tu trono a la ignominia. Ahora, temblad y temed; es el castigo que los Devas os asignan.

 Los guerreros, los guardias, los servidores, se habían prosternado ante el santo centenario, que volvió a salir conducido por su gacela, sin que nadie se atreviera a tocarle. Pero a partir de aquel día, Kansa y Nysumba pensaron en los medios de hacer morir secretamente al rey de los anacoretas. Devaki había muerto, y nadie aparte de Vasichta sabía que Krishna era su hijo. El ruido de las hazañas de éste había llegado a oídos del rey. Kansa pensó: “Tengo necesidad de un hombre fuerte para defenderme!. El que ha matado a la gran serpiente de Kalayeni, no tendrá miedo del anacoreta”. Kansa mandó decir al

patriarca Nanda: “Envíame al joven héroe Krishna para que sea el

conductor de mi carro y mi primer consejero”. (En la India antigua, esas dos funciones estaban con frecuencia reunidas en una misma persona. Los conductores de los carros de los reyes eran grandes personajes y frecuentemente los ministros de los monarcas. Los ejemplos son numerosísimos en la poesía indostánica).

Nanda comunicó a Krishna la orden del rey y Krishna respondió: “Iré.” Aparte pensaba: “¿El rey de Madura será Aquel que no cambia jamás?. Por él sabré dónde está mi madre”. Kansa, viendo la fuerza, la destreza y la inteligencia de Krishna, le estimaba mucho y le confió la guardia de su reino. Nysumba, al ver al héroe del monte Meru, se estremeció en su carne con un deseo impuro, y su espíritu sutil tramó un proyecto tenebroso a la luz de un pensamiento criminal.

 Sin que el rey lo supiera, llamó a su gineceo al conductor del carro.

Como maga que era, poseía el arte de rejuvenecerse momentáneamente por medio de filtros poderosos. El hijo de Devaki encontró a Nysumba, la de los senos de ébano, casi desnuda, sobre un lecho de púrpura: anillos de oro ceñían sus tobillos y sus brazos; una diadema de piedras preciosas chispeaba sobre su cabeza. A sus pies ardía un pebetero de cobre, del que se escapaba una nube de perfumes.

—Krishna — dijo la hija del rey de las serpientes —, tu frente es más

tranquila que la nieve del Himavat y tu corazón es como la punta del rayo. En tu inocencia resplandeces sobre los reyes de la, tierra. Aquí, nadie te ha reconocido; tú te ignoras a ti mismo. Yo sola sé quién eres; los Devas han hecho de ti el dueño de los hombres; yo sola puedo hacer de ti el dueño del mundo. ¿Quieres?.

— Si Mahadeva habla por tu boca — dijo Krishna con grave acento —

me dirás, dónde está mi madre y dónde encontraré al gran anciano que me habló bajo los cedros del monte Meru.

— ¿Tu madre? — dijo Nysumba con desdeñosa sonrisa —; no soy yo

ciertamente quien te lo enseñará; en cuanto a tu anciano, no le conozco.

¡Insensato!, persigues sueños y no ves los tesoros de la tierra que yo te

ofrezco. Hay seres que llevan la corona y que no son reyes. Hay hijos de pastores que llevan la realeza en su frente y que no conocen su fuerza. Tú eres fuerte, joven, bello; los corazones están contigo. Mata al rey durante su sueño y yo pondré la corona sobre tu cabeza y serás el dueño del mundo.

 Porque yo te amo y me estás predestinado. Lo quiero, lo ordeno.

Mientras hablaba así, la reina se, había levantado imperiosa, fascinante, terrible como una hermosa serpiente. En pie sobre su lecho, lanzó con sus ojos negros una llama tan sombría en los ojos límpidos de Krishna, que éste se estremeció espantado. En aquella mirada, el infierno se le apareció. Vio el abismo del templo de Kali, diosa del Deseo y de la Muerte, y las serpientes que allí se retorcían en una agonía eterna. Entonces, repentinamente, los ojos de Krishna parecieron como dos dagas. Sus miradas traspasaron a la reina de parte a parte, y el héroe del monte Meru exclamó:

— Soy fiel al rey que me ha tomado por defensor; pero tú, sábelo:

morirás.

Nysumba lanzó un grito penetrante, y rodó sobre su cama, mordiendo la púrpura. Toda su juventud ficticia se había desvanecido, volviéndose vieja y arrugada. Krishna, dejándola con su cólera, salió.

Perseguido noche y día por las palabras del anacoreta, el rey de Madura dijo a su conductor de carro:

— Desde que el enemigo ha puesto el pie en mi palacio, no duermo ya en paz sobre mi trono. Un mago infernal llamado Vasichta, que vive en una profunda selva, ha venido a lanzarme su maldición. Desde entonces, no respiro:

el anciano ha emponzoñado mis días. Pero contigo no temo nada, no le temo.

 Ven conmigo a la selva maldita. Un espía que conoce todos los senderos nos conducirá.

“En cuanto lo veas, corre hacia él y hiérelo, sin darle tiempo a decirte

una palabra o lanzarte una mirada. Cuando esté herido mortalmente, pregúntale dónde está el hijo de mi hermana Devaki, y cuál es su nombre. La paz de mi reino depende de este misterio”.

— En verdad — respondió Krishna —, no he tenido miedo de Kalayeni ni de la serpiente de Kali. ¿Quién podría hacerme temblar ahora?. Por poderoso que sea ese hombre, sabré lo que te oculta.

Disfrazados de cazadores, marchaban sobre un carro tirado por caballos fogosos; el espía que había explorado la selva iba detrás. Era el principio de la estación de lluvias. Los ríos se henchían, las plantas recubrían los caminos, y la línea blanca de las cigüeñas surcaba las brumas. Cuando se aproximaron al bosque sagrado, el horizonte se ensombreció, el sol se veló, la atmósfera se llenó de una niebla cobriza. Del cielo tempestuoso pendían nubes como trombas, sobre la cabellera asustada de los bosques.

— ¿Por qué — dijo Krishna al rey — el cielo se ha oscurecido de repente, y la selva se pone negra?.

— Lo sé — dijo el rey de Madura —; es Vasichta, el malvado solitario,

que ensombrece el cielo y eriza contra mí el bosque maldito. Pero, Krishna, ¿tienes miedo?.

— Aunque el cielo cambie de aspecto y la tierra de color, nada temo.

— Entonces, avanza.

Krishna fustigó a los caballos, y el carro entró bajo la sombra espesa

de las baobabs, corriendo algún tiempo con velocidad maravillosa. Pero la selva se volvía cada vez más salvaje y más terrible. Los relámpagos la iluminaron; el trueno retumbó.

— Jamás — dijo Krishna — he visto el cielo tan negro ni retorcerse así los árboles. ¡Bien poderoso es tu mago!.

— Krishna, matador de serpientes, héroe del monte Meru, ¿Tienes

miedo?.

— Aunque la tierra tiemble y el cielo se hunda, no tengo miedo.

— Entonces, ¡adelante!.

 De nuevo el intrépido conductor fustigó a los caballos, y el carro

continuó su carrera. Entonces, la tempestad se volvió tan espantosa que los árboles gigantes se inclinaron. La selva sacudida gimió como estremecida por el alarido de mil demonios. El rayo cayó al lado de los viajeros; un boabab roto obstruyó el camino; los caballos se detuvieron, y la tierra tembló.

— ¿Es, pues, un dios tu enemigo? — dijo Krishna —. Porque Indra mismo le protege.

— Tocamos al objetivo — dijo el espía al rey —. Mira este sendero

entre el césped. Al final se ve una cabaña miserable. Allí habita Vasichta, el gran muni, el que alimenta a los pájaros, temido por las fieras y protegido por una gacela, Pero ni por una corona de rey daré un paso más.

A estas palabras, el rey de Madura se había puesto lívido. “¿Es allí

realmente, detrás de aquellos árboles?”. Y cogiéndose tembloroso a Krishna, murmuró en voz baja, estremeciéndose todos sus miembros:

— Vasichta, Vasichta, el que medita mi muerte, está allí. Me ve desde

el fondo de su retiro… Su ojo me persigue. ¡Líbrame de él!.

— Sí, por Mahadeva — dijo Krishna, bajando del carro y saltando por

encima del tronco del baobab —, quiero ver al que te hace temblar así.

El muni centenario Vasichta vivía hacía un año en aquella cabaña

escondida en lo más profundo de la selva santa, esperando la muerte. Antes de morir el cuerpo, se había libertado de la prisión de la materia. Sus ojos se habían extinguido, pero veía por el alma. Su piel percibía apenas el calor y el frío, pero su espíritu vivía, en una unidad perfecta con el Espíritu soberano.

No veía ya las cosas de este mundo más que a través de la luz de Brahma, rezando, meditando sin cesar. Un discípulo fiel le llevaba diariamente a la ermita los granos de arroz de que vivía. La gacela que comía en su mano, le advertía bramando de la proximidad de las fieras. Entonces las alejaba murmurando un mantra, y extendiendo su bastón de bambú de siete nudos. En cuanto a los hombres, quienesquiera que fuesen, los veía por medio de su mirada interna, desde varias leguas de distancia.

 Krishna, marchando por el estrecho sendero, se, encontró de repente

frente a Vasichta. El rey de los anacoretas estaba sentado, las piernas cruzadas sobre una estera, apoyado contra el poste que sostenía su cabaña, en una paz profunda. De sus ojos de ciego salía un resplandor interno de vidente. En cuanto Krishna le vio, reconoció que era “¡el sublime anciano!”. Sintió una conmoción de alegría, y el respeto inclinó hacia él su alma entera. Olvidando al rey, su carro y su reino, se arrodilló ante el santo y le adoró.

Vasichta parecía verle. Su cuerpo, apoyado en la cabaña, se enderezó por una ligera oscilación, extendió los dos brazos para bendecir a su huésped y sus labios murmuraron la sílaba sagrada: ¡AUM!. (En la iniciación brahmánica significa: el Dios supremo, el Dios Espíritu. Cada una de estas letras corresponde a una de las facultades divinas, popularmente hablando a una de las personas de la Trinidad). El rey Kansa, al no oír nada, ni ver volver a su conductor, se deslizó con furtivo paso por el sendero y quedó petrificado de asombro viendo a Krishna arrodillado ante el santo anacoreta. Éste dirigió a Kansa sus ojos de ciego y, levantando su bastón, dijo:

— Rey de Madura, vienes a matarme; está bien.

 Porque vas a libertarme de la miseria de este cuerpo. ¿Quieres saber

dónde está el hijo de tu hermana Devaki, que ha de destronarte?. Helo aquí, indinado ante mí y ante Mahadeva, y es Krishna, tu propio conductor.

Considera cuán insensato eres y cuán maldito, puesto que tu enemigo más terrible es ese mismo. Me lo has traído para que yo le diga que es el predestinado. ¡Tiembla!. Estás perdido, pues tu alma infernal va a ser la presa de los demonios.

Kansa escuchaba estupefacto. No osaba mirar al anciano cara a cara;

pálido de ira y viendo a Krishna de rodillas, cogió su arco, y tendiéndolo con toda su fuerza, lanzó una flecha contra el hijo de Devaki. Pero el brazo había temblado, y la flecha se desvió, yéndose a clavar en el pecho de Vasichta, que, con los brazos en cruz, parecía esperarla como en éxtasis.

Un grito se oyó, un grito terrible, no del pecho del anciano, sino del de

Krishna. E1 había sentido vibrar la flecha en su oído, la había visto en la carne del santo… y le parecía que se había clavado en su propio corazón; de tal modo su alma en ese instante se había identificado con la del rishi. Con esta flecha aguda, todo el dolor del mundo traspasó el alma de Krishna, la desgarró hasta sus profundidades.

Entre tanto, Vasichta con la flecha en su pecho, sin cambiar de postura, agitaba aún los labios y murmuró:

— Hijo de Mahadeva, ¿Por qué lanzar ese grito?.

Matar es vano. La flecha no puede herir al alma, y la víctima es el

vencedor del asesino. Triunfa, Krishna; el destino se cumple; yo vuelvo a  Aquel que no cambia jamás. Que Brahma reciba mi alma. Pero tú, su elegido, salvador del mundo, ¡en pie!, ¡Krishna!, ¡Krishna!.

 Krishna se levantó con la mano en su espada; quiso volverse contra el

rey. Pero Kansa había huido. Entonces un resplandor hendió el negro cielo, y Krishna cayó a tierra como herido por el rayo bajo una luz deslumbradora. Mientras su cuerpo permanecía insensible, su alma, unida a la del anciano, por el poder de la simpatía, subió en los espacios. La tierra, con sus ríos, sus mares, sus continentes, desapareció como una negra esfera y los dos se levantaron al

séptimo cielo de los Devas, hasta el Padre de los seres, el sol de los soles, Mahadeva, la inteligencia divina. Ambos se sumergieron en un océano de luz que se abría ante ellos. En el centro de la esfera, Krishna vio a Devaki, su madre radiante, su madre glorificada, que con sonrisa inefable, le tenía los brazos, le atraía a su seno. Millares de Devas venían a beber en la radiación de la Virgen-Madre, como en un foco incandescente. Y Krishna se sintió reasorbido en una mirada de amor de Devaki. Entonces, del corazón de la madre luminosa, su ser irradió a través de todos los cielos. Sintió que él era el Hijo, el alma divina de todos los seres, la Palabra de Vida, el Verbo creador superior a la vida universal; él la penetraba, sin embargo por la esencia del dolor, por el fuego de la oración y la felicidad de un divino sacrificio.

 Cuando Krishna volvió en sí, el trueno retumbaba aún en el cielo, la

selva estaba sombría y torrentes de lluvia caían sobre la cabaña. Una gacela lamía la sangre sobre el cuerpo del asceta atravesado. “El anciano sublime” ya no era más que un cadáver. Pero Krishna se levantó como resucitado. Un abismo le separaba del mundo y de sus vanas apariencias. El había percibido la gran verdad y comprendido su misión. En cuanto al rey Kansa, lleno de espanto, huía sobre su carro perseguido por la tempestad, y sus caballos se encabritaban como fustigados por mil demonios.

(La leyenda de Krishna nos lleva a la fuente misma de la idea de la Virgen-Madre, el Hombre-Dios y de la Trinidad. En la India, esta idea aparece, desde el origen, en su simbolismo transparente, con su profundo sentido metafísico. En el libro Y, capítulo II, él Vishnu-Purana, después de contar la concepción de Krishna por Devaki, añade: “Nadie podía mirar a Devaki a causa de la luz que la envolvía, y los que contemplaban su esplendor sentían su espíritu turbado; los dioses, invisibles a los mortales, celebraban continuamente sus alabanzas desde que Vishnú estaba encerrado en su persona”. Ellos decían: “Tú eres esa Prakriti infinita y sutil y que llevó antes a Brahma en su seno; tú fuiste luego la diosa de la Palabra, la energía del Creador del universo y la madre de los Vedas. ¡Oh, tú!, ser

eterno, que comprendes en tu substancia la esencia de todas las cosas creadas, tú eres idéntica con la creación, tú eres el sacrificio de donde procede cuanto produce la tierra; tú eres la madera que por el frotamiento engendra el fuego. Como Aditi, eres la madre de los dioses; como Diti, eres la de los Daytas, sus enemigos. Tú eres la luz de donde nace el día, eres la humildad, madre de la verdadera sabiduría, tú eres la política de los reyes, madre del orden; tú eres el deseo de que nace el amor; tú eres la satisfacción de donde la resignación deriva; tú eres la inteligencia, madre

de la ciencia; tú eres la paciencia, madre del valor; todo el firmamento y las estrellas son tus hijos; de ti procede todo cuanto existe… Tú has descendido a la tierra para la salvación del mundo. Ten compasión de nosotros, ¡Oh Diosa!, y muéstrate favorable al universo; sé orgullosa

de llevar en ti al Dios que sostiene al mundo”. Este pasaje prueba que los brahmanes identificaban a la madre de Krishna con la substancia universal y el principio femenino de la Naturaleza. De éste hicieron ellos la segunda persona de la Trinidad divina, de la tríada inicial y

no manifestada. El Padre, Nara (Eterno-Masculino); la Madre, Nari (Eterno-Femenino) y el hijo, Viradi (Verbo-Creador), tales son las facultades divinas. En otros términos: el principio intelectual, el principio plástico, el principio productor. Los tres juntos constituyen la

natura naturans, para emplear un término de Spinoza. El mundo organizado, el universo vivo, natura naturata, es el producto del verbo creador, que se manifiesta a su vez bajo sus formas: Brahma, el Espíritu, corresponde al mundo divino; Vishnú, el alma, responde al mundo humano; Siva, el cuerpo, se refiere al mundo natural. En estos tres mundos, el principio masculino y el principio femenino (esencia y substancia) son igualmente activos, y el Eterno femenino se manifiesta a la vez en la naturaleza terrestre, humana y divina. Isis es triple, Cibeles también. Se ve, así concebida, que la doble trinidad, la de Dios y la del Universo, contiene los principios y el cuadro de una teodicea y

de una cosmogonía. Es justo reconocer que esta idea-madre ha salido de la India. Todos los templos antiguos, todas las grandes religiones y varias filosofías célebres, la han adoptado. Desde el tiempo de los apóstoles y en los primeros siglos del cristianismo, los iniciados cristianos reverenciaban el principio femenino de la naturaleza visible e invisible, bajo el nombre de Espíritu Santo, representado por una paloma, signo de la potencia femenina en todos los templos de Asia y de Europa. Si después la Iglesia ha ocultado y perdido la clave de sus misterios, su sentido se halla aún escrito en sus símbolos.

 Nuestro lema es: EL QUE SE ARRECHA PIERDE PEOR SI ES FIGURA

PUBLICA.

                   

“SOMOS CIUDADANOS AYUDANDO A OTROS CIUDADANOS”

 

Si tiene otros amigos chismosos puede re-enviarles este diario y si conoce a

otros chismosos internacionales también enviárselos p ara que seamos la

“Asociación de Chismosos Internacionales” (ACHI).

 

ANDALE, ANDALE, ANDALE… 

 

Director: Chale Rodríguez. Todos los derechos Reservados © Chale Rodríguez

2007-2009. Favor no se les ocurra censurarme que en este país hay libertad de

expresión y además que si me borran de su correo de todos modos lo estoy

enviando a las Top 500 figuras públicas y organizaciones de Nicaragua o sea de

todos  modos alguien más me va a leer y se lo va a contar a todo el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: