Voz del ciudadano comun de Nicaragua

Cápsulas Speedy Gonzales

CAPSULAS SPEEDY

Voz del ciudadano común de Nicaragua

Martes 17 de Abril del 2012

www.speedygonzales01.wordpress.com

Speedyrodriguez07@gmail.com

Hola Mis Adorad@s Abriles: Les traemos otra edición más para que disfruten y avancen en su camino diariamente.  Viene mucha información novedosa e importante para activar en ustedes las cualidades que necesitamos que desarrollen con intensidad. Siempre esperando saber de ustedes y de sus situaciones.  Un abrazo.

PROXIMOS ACONTECIMIENTOS QUE VEREMOS EN LAS NOTICIAS ALREDEDOR DEL PLANETA

  • Ustedes querían acción, ustedes querían resultados, y ahora los tienen si siguen a ciertas personas que han adquirido una reputación para exitosamente descubrir la verdad. Una enorme cantidad de personal está listo para aprender a los criminales quienes han estado detrás de la escena realizando los crímenes más cínicos y rentables contra ustedes en tiempo recientes. El tamaño de este proyecto asegurará que los medios se sienten y tomen nota, porque será imposible ignorarlo. Ese será el inicio de reportes más abiertos que declararán la verdad, y no efectos para causar pánico. Al final,  el descubrimiento se ha hecho, y desde hace tanto tiempo no se ha reconocido. Es importante mantener la calma y no permitir que las revelaciones creen la falsa impresión de lo que incluyen. El tiempo probará que aquellos involucrados en traer a los criminales a la justicia, han actuado en representación de la gente y que no existe motivo ulterior.
  • Van a tener la ventaja de acceder a las nuevas tecnologías muy pronto, y con ello fijarán un camino a una nueva existencia que será consistente con su elevación hacia las dimensiones superiores. Están listos para hacer tal salto y los introduciremos con las ideas para que lo hagan fácilmente.
  • El Cielo ha estado usando sus poderes infinitos para asegurar la aceleración de este cambio de consciencia inmenso.
  • El tiempo disponible para aquellos quienes escogieron continuar viviendo en el modo confrontativo, competitivo y básicamente no-amoroso se está rápidamente terminando y una nueva era de vida iluminada está iniciando para reemplazar lo viejo. No existe la más mínima oportunidad de que pueda ser prevenido debido al estado en el cual han venido evolucionando por eones con la guía constante desde los reinos espirituales para asegurar la última victoria, y consecuentemente ustedes han hecho tremendas cantidades de trabajo de desarrollo individual en los niveles interiores para prepararlos para este paso de momento evolucionario.
  • El número de trabajadores de la luz está aumentando y abriendo caminos hacia la Ascensión. Los niveles de consciencia continúan incrementándose y eso también es otra señal de que tan bien han tomado la tarea de preparación para la Ascensión. En el tiempo que resta antes de finalizar el año se encontrarán en mucha acción y mucha en forma de guía.
  • Ya muchos países y sus gobiernos han dado a entender que la agresión debe detenerse y de que estamos autorizados para tomar cualquier paso sea necesario para asegurar la paz. Anteriormente nuestra intervención en su representación fue truncada por razones kármicas pero ahora por decreto divino somos capaces de forzar nuestro plan para su evolución espiritual. Se encontrarán que repentinamente el progreso dará grandes saltos hacia adelante, y de que los oscuros serán tomados por sorpresa quienes nunca hubiesen permitido semejante cambio. Estamos presionando y sabemos que ahora el turno es de la luz para tomar posiciones y comenzar a establecer una sociedad que pueda expresarse libremente y crear una nueva forma pacífica hacia adelante. Naturalmente, no todas las leyes tienen que ser revisadas pero muchas son ilegales o han sido contextualizadas en falsas circunstancias.
  • Están entrando a las fases finales de la Ascensión y no debería olvidar que los cambios son parte de los preparativos que han estado avanzando por un largo tiempo. Como siempre es importante que hasta que fundemos nuevos medios de comunicación libres ustedes no deben caer por falsos reportes que esperan crear miedo. Algún caos es inevitable, pero al mismo tiempo no durará. Sepan que la actividad de los militares no será dirigida hacia la gente sino en favor de la gente. Nuestras operaciones están siendo ejecutadas lo más rápido posible hacia la Ascensión. La información puede ser ahora vista en público y en el futuro tendremos línea directa con ustedes. No tenemos nada que ocultar pero por obvias razones no revelaremos ciertas cosas a los oscuros. Cualquier información que ellos son capaces de obtener la usarán para tratar de bloquearnos. No obstante siempre estamos más adelante que ellos.

RESUMEN DE MENSAJES CANALIZADOS ALREDEDOR DEL PLANETA

  • La verdad carga una energía que se identificará como tal y actuará con su intuición la cual es su más valiosa amiga.
  • Ustedes por supuesto quieren fijar su vista en la Ascensión y en el tiempo que resta estarán muy bien informados de lo que necesitan hacer. Básicamente está tomando un posición en la cual ustedes permanecerán en calma mientras mucha actividad hay a su alrededor ocurriendo. Ustedes los trabajadores de la luz son una cama de rocas sobre la tierra y son lo más importante para nuestro trabajo. Sigan a su corazón y se sentirán seguros y calmados a pesar de lo que ocurra. Lo mejor está por venir y con los arrestos de los oscuros cualquier interferencia será neutralizada.
  • Desde la época de la edad oscura ustedes han sobrepasado las condiciones más desafiantes, y aun así su luz ha brillado. No solo eso, han respondido de tal manera que se han movido más allá del control de los oscuros. Han llorado por libertad y han tomado los pasos para traerla hacia ustedes. No pueden ser por más tiempo retenidos en cautividad a menos que ustedes lo permitan. (Speedy comenta: No sigan llorando mis amores, entréguenme toda su tristeza a Mi que yo me haré cargo, pronto serán libres de verdad).
  • Sus sociedades están llenas de profesionales entrenadas en leyes, medicina, producción de alimentos, cuya experticia necesita ser redirigida para servir la nueva prosperidad y asegurar que todos respetarán su nueva libertad y soberanía adquirida. (Speedy dice: Si, pero aquí en Nicaragua los tienen desempleados y los empresarios nacionales les dan mala fama de que no sirven, pero lo hacen para que nadie los contrate y ellos tener un super colchón de gente a la cual pueden contratar y mal pagar cuando les de la regalada gana).
  • El Cielo es una energía divina desde la cual emana toda vida. No es acerca de miedo, sino acerca de amor. Es todo acerca de la divina gracia y la unidad universal. La división no viene del Cielo sino de la oscuridad. Por lo que no tengan miedo. Estén en amor. Sientan la exquisita unicidad de la que  todos ustedes son parte. Regocíjense en esta energía y sepan en su corazón que su realidad presente y su rudeza se van a disolver en gozo, maravilla y amor infinito. Nosotros vivimos en esta realidad maravillosa y sabemos que esta energía maravillosa está descendiendo en toda la Tierra. (Speedy comenta: Aquí en Nicaragua necesitamos una cuota extra especial de esa energía que disuelve la rudeza y la chambonada porque abunda por todos lados).
  • Ustedes muy entusiásticamente se prestaron como voluntarios para esta misión. Sabemos que muchos de ustedes están teniendo dificultades ahora, las vemos y las sentimos aún con algunos que parecen muy espirituales o iluminados. Puede ser difícil permanecer centrados con las cantidades de energía de luz que están experimentando durante estos momentos. Pero es aún más importante que aquellos quienes están leyendo esto, los despiertos, traten lo mejor que puedan de permanecer ecuánimes y sean los mostradores del camino que vinieron a ser aquí y ahora. (Speedy opina: Parece que algunos de esos voluntarios se arrepintieron de su voluntariado y ahora se apartaron, no aguantaron el gas, ES QUE LE ZUMBA EL MAMBO HACER SERVICIO AQUÍ EN LOS PAISES DEL TERCER MUNDO).
  • Con sus cuerpos cristalinos serán capaces de entrar a las dimensione superiores, abriéndose a nuevas experiencias de proporciones galácticas. En la Tierra las almas de una vibración similar usualmente se atraen mutuamente y se sienten bien y se llevan bien en compañía y cuando se elevan es aún más poderoso el efecto en el grupo formado y trabajando juntos como un solo nivel de consciencia. Ustedes no han fallado en notar que muy a menudo la fuente de los mensajes canalizados, es un grupo de almas formando una sola energía. (Speedy comenta: Es que en este grupo virtual, todos somos UNO, y el sello energético que se forma es poderoso y de un tipo muy especial de energía, ENERGIA NECTARINA.)
  • Asegúrense que si han estado enviando constantemente una señal de lo que quieren, ustedes estarán recibiendo atención especial para ayudarlos a ser exitosos. Dios no quiere que estén encadenados por las bajas energías indefinidamente, pero depende grandemente de ustedes el tomar su propia decisión de cuando quieren hacer un movimiento. (Speedy pregunta: ¿Y que va a pasar con los voluntarios que se apartaron y retiraron?, en lo que respecta a nojotros la señal nuestra no falla, es que somos una UNIDAD INTERACTIVA por lo que si tomamos eso como referencia ya deberíamos estar dando otro salto super cuántico??? A quien le podemos reclamar esto si no recibimos nada??? A la junta kármica???).
  • No obstante se presenta ante ustedes con lecciones que los llevarán a Casa, su verdadera realidad, si logran deshacerse de la miríada de creencias inflexibles las cuales parecen atraparlos. Más de ustedes están haciendo esto mientras se vuelven conscientes de las agendas egoístas y separatistas, así como los comportamientos que los llevan a mayores conflictos y al sufrimiento. Porque la vida es para disfrutarse y todos deben cooperar para crear un ambiente armonioso e integrado, mientras aceptan y respetan la individualidad que cada uno ha escogido experimentar. (Speedy dice: Se tienen que deshacer de las bolas de hierro porque sino, no van a poder avanzar ni un ápice, y vaya que las lecciones las que se les están presentando, son bien difíciles. En eso si confesamos que nosotros como mentores de ustedes estamos pidiendo para algunos lecciones bien complejas porque nuestro deber es que aprendan, no pueden retornar a Casa sin haber completado el curso, no les haríamos ningún favor. Si llegasen a Casa sin la lección aprendida les aseguramos que los regresan de inmediato y perderían más tiempo.)
  • Por eones a pesar de los grandes esfuerzos de los seres iluminados, los humanos han escogido comprometerse con la desconfianza, desarmonía y el conflicto como una manera de protegerse asímismos de los peligros con los cuales otros “aparentemente” los amenazan. Los resultados destructivos de esta conducta se han vuelto incrementalmente desastrosos  mientras sus habilidades técnicas han avanzado y traído armas más eficientes con las cuales amenazan matarse uno al otro. (Speedy afirma: Por eso  a estos se les está preparando un lugar especial en HIRANYALOKA , el planeta astral, en las regiones donde los malos quedan confinados sin salir y pasan matándose entre ellos hasta que algún día aprendan la lección más difícil, la de los supuestos enemigos, opositores y amenazas. Si porque lueguito que terminan de rezar y pedir milagros salen despotricando contra los enemigos, lo cual crea más karma nefasto, la única manera que un gran Maestro otorgue Gracia adicional para restituir mal karma es si el discípulo aprendió la lección, solo en ese instante el milagro se produce, porque el amar al prójimo incluye a los enemigos y el no hacer daño también).
  • Sin embargo, la burbuja ilusoria en la cual este miedo y sufrimiento está encapsulado está rodeada en el amor divino infinito el cual lo disuelve todo. La insanidad de su situación está surgiendo en cada uno, y consecuentemente aumentando y la mayoría de ustedes busca mejores formas de resolver sus diferencias y conflictos. El poder del Amor lo cambia todo, y les permite ver con los nuevos ojos desde nuevas perspectivas, esto ya se está comenzando a reconocer.
  • El amor les muestra que todos quieren el mismo resultado, paz, seguridad y abundancia, y ese resultado está disponible cuando operan desde el amor en vez de operar desde el miedo. Aún en grandes números de ustedes están dejando ir el miedo y las actitudes no-amorosas y descubriendo el gozo y la confianza que trae a sus vidas diarias.

 COMENTARIOS SPEEDY

  • Hablando sobre este tema de lo que se publicó sobre el Nuevo diario. Les decimos una cosa bien clara y directa, si alguno de ustedes quiere ser odiado por su comunidad, colaboradores  y demás grupos de interés de forma instantánea, publique un comunicado con ese mismo estilo del que hizo el director del nuevo diario, el fiero León Nuñez. Que ejemplo más palpable de como perder a todos sus clientes y credibilidad con un comunicado. Aunque para ser francos algunas de las críticas que hace son ciertas. Los periodistas creen que la forma en como han trabajado hasta hoy “es la ideal”, que las noticias nacen de acuerdo a criterios noticiosos o periodísticos pero en realidad no es así. Los periodistas han arrastrado malas prácticas que se vienen heredando para decidir que noticias son las mas importantes y cuales no. Existe una gran discriminación y tienen una lista de gente a las que han catalogado bajo “quien sabe que parámetros” para decidir quienes son figuras públicas y si no lo son, los ignoran, a como lo han hecho con nosotros hasta ahora. A pesar de que somos el verdadero Presidente de Nicaragua todavía nadie ha publicado una entrevista, ni ningún artículo o nota sobre nuestra existencia, sin embargo, nos hacen caso de todo lo que los mandamos a hacer, todas nuestras recomendaciones son órdenes para ustedes y nos creen porque saben que lo que les decimos se cumple a cabalidad. Y todos los días sacan a un montón de gente que ya nadie quiere ver ni en pintura y que no les podrán dar mejores recomendaciones que las que nosotros les damos.
  • Siguiendo con esto, a Daniel  y la chayo estamos saturados y también de política, lo que nos interesa es que hablen sobre el desempleo y entrevisten a la gente que realmente pueda dar una verdadera luz de como crear empleos, no a los mismos economistas de siempre que ya sabemos no saben de esto, porque un economista fue preparado para medir y contar sobre índices económicos pero no sabe como crear esos índices. Mejor pregúntenle a un ingeniero de cualquier especialidad, a un arquitecto, a un administrador de empresas, etc. pero no a un economista. Siempre salen con las mismas soluciones aburridas que no resuelven nada. Si quieren hablar de como subir o bajar un precio de un producto es igual, el economista ni idea tiene de cómo lograr esto.
  • No hay duda que se necesita de un diálogo pero debe ser un diálogo nacional que involucre a todos los líderes del país no solo a un grupito de políticos. Ahora que algunos opinen que esto no es práctico, es debido a mera ignorancia porque no significa que los van a meter a todos en un auditorio por varios días hasta llegar a algún acuerdo.  Tampoco es tarea nuestra darles la metodología, a menos que nos contraten de sus asesores, por supuesto. Pero el asunto más importante es que no creemos que Daniel y sus funcionarios tengan el más mínimo deseo de hacer esto. Si fueron tan aventados para atreverse a realizar fraude y lograr la mayoría parlamentaria para que ahora van a dar su brazo a torcer? Si se creen que tienen todo el poder, y andan que no se aguantan dándoselas que ellos son los que mandan.
  • El otro día dijo una sandinista de la junta directiva de la asamblea nacional: Ahora que el frente tiene mayoría, hay una armonía y todo fluye y se aprueban las leyes por consenso. Y nosotros pensamos, si claro, así cualquiera se vuelve armonioso con todo el poder en sus manos. Pero ese no es el chiste, el chiste es ser armonioso SIEMPRE no solo cuando sos mayoría. Ustedes le ven alguna gracia o mérito a esto?
  • Miren, prepárense porque van a zaranderar duro el palo, continuarán las desconexiones por razones karmáticas.

 LECTURAS AVANZADAS

Continuamos con el libro “Los problemas de la humanidad”

Del autor Djwhal Khul  a través de Alice A. Bailey,

Capítulo III

El problema del capital, el trabajo y la ocupación

 

Hoy nos hallamos excepcionalmente en los albores de una era económica totalmente nueva. Esto es cada vez más evidente para las personas que piensan.  Debido al triunfo de la ciencia –la liberación de la energía del átomo— no puede vaticinarse ahora el futuro del género humano ni cuál será la civilización venidera. Los cambios inminentes son tan trascendentales que los viejos valores económicos y las conocidas normas de vida tendrán que desaparecer, y nadie sabe qué los reemplazará.

Las condiciones se alterarán básicamente, en lo que concierne al empleo del carbón y el petróleo para el alumbrado, la calefacción y el transporte, ¿ quizás no llegarán a ser innecesarios en el futuro estos dos recursos naturales del planeta? Las condiciones se alterarán fundamentalmente. Éstos son dos ejemplos de los cambios fundamentales que el empleo de la energía atómica puede traer al futuro vivir civilizado.

 

Dos problemas principales pueden surgir de este descubrimiento –uno de carácter inmediato y el otro a solucionarse en el futuro.  El primero atañe a esas personas cuyos grandes intereses financieros están vinculados con los productos que reemplazarán inevitablemente al nuevo tipo de energía, pues ellas lucharán hasta el final para impedir que otros se beneficien con las nuevas fuentes de riqueza.

El segundo creará el constante problema de liberar el poder humano de las agotadoras tareas que realiza y de las intensas jornadas para satisfacer las necesidades de la vida. Uno es el problema del capital, el otro, el del trabajo; uno es el problema del control establecido por los intereses esencialmente egoístas que han dominado durante tanto tiempo la vida de la humanidad; el otro es el problema del descanso y su empleo constructivo. Un problema concierne a la civilización y a su funcionamiento correcto en la nueva era, el otro a la cultura y al modo de emplear el tiempo libre en forma creadora.

No tiene objeto profetizar cómo se empleará la tan poderosa energía liberada hasta ahora para ayudar al hombre. Su primer empleo verdaderamente constructivo ha sido para dar fin a la guerra. Su aplicación constructiva en el futuro está en manos de los hombres de ciencia, pero deberá ser controlada por los hombres de buena voluntad de todas las naciones, energía que debe ser protegida de los inte­reses monetarios, aplicada definidamente a actividades de paz y utilizada para desarrollar un nuevo y más feliz mun­do. La ciencia tiene ante sí un campo totalmente nuevo de investigación, en el cual ha deseado penetrar desde hace mucho tiempo. En manos de la ciencia este nuevo poder está mucho más seguro que en las del capital, o en las de quienes sólo quieren explotar este descubrimiento para aumentar sus ingresos. Está también más seguro en manos de las grandes democracias y de las razas anglosajona y escandinava. Sin embargo, no podrá permanecer en tales manos indefinidamente. Otras naciones y razas descubri­rán el “secreto de su liberación”; por lo tanto, la seguridad futura de la humanidad depende de dos cosas:

 

  1. De la constante y metódica educación de los pue­blos en las correctas relaciones humanas y en la práctica del espíritu de buena voluntad. Esto traerá la total transformación de los actuales regímenes políticos, los cuales son en su mayor parte esencialmente nacionalistas y egoístas en su planificación y propósitos. La verdadera democracia, sólo un sueño actualmente, estará fundada en la enseñanza de la buena voluntad.

      2.   De la educación de los niños en el futuro, a fin de inculcarles el principio de la unidad humana      y  enseñarles que los recursos del mundo deben ser empleados para bien de todos.

 

Algunos naciones, debido a su carácter internacional y a la multiplicidad de razas que las componen, son normal­mente más incluyentes que otras en su modo de pensar y planear, es decir, que están más propensas que otras a pensar en términos de la humanidad como un todo, y son: los Estados Unidos de Norte América, la Comunidad Bri­tánica de Naciones y las Repúblicas Socialistas Soviéticas Unidas. Muchas naciones y razas constituyen estas tres Grandes Potencias –triángulo central en el corazón del mundo futuro. De ahí su oportunidad para guiar al género humano en esta época y su ingénita responsabilidad para actuar como dirigentes del mundo. Otras razas no poseen tal capacidad inherente; por ejemplo, no son buenas colo­nizadoras, siendo en cambio más nacionalistas y explota­doras de las “razas sometidas”. Para estas tres Grandes Potencias el impulso condicionador necesario ha sido fusio­nar en un todo unido los diversos elementos que componen sus ciudadanos. La intención fundamental de los Estados Unidos es el bienestar de todos dentro de su respectiva jurisdicción nacional, y el “logro de la felicidad” es una expresión familiar de esta finalidad. El principio fundamental que inspira a los británicos es justicia para todos; el móvil en las Repúblicas Socialistas Soviéticas deberá ser correctas condiciones de vida, oportunidad para todos y la nivelación general de todas las clases separatistas, en un próspero grupo de seres humanos. Dichos objetivos son buenos y su aplicación en la vida de la humanidad garan­tizará un mundo más feliz y pacifico.

Todos los países, sin excepción, contienen elementos buenos y malos; existen grupos progresistas y reaccionarios y hombres ambiciosos y crueles en Rusia, que gustosos explotarían al mundo en beneficio propio y tratarían de imponer la voluntad del proletariado sobre todas las clases y castas del mundo civilizado, pero en Rusia hay también pensadores y hombres de visión que se oponen a ello. En el Imperio Británico hay personas reaccionarias y cons­cientes de las clases sociales que detestan el acrecen­tado poder de las masas y se aferran desesperadamente al prestigio y a la posición heredados; ellos evitarían, si pudieran, el progreso del pueblo británico y verían con agrado la restauración del viejo sistema jerárquico, pater­nal y feudal; pero el pueblo no está de acuerdo, según lo expresa la voz del laborismo. En los Estados Unidos tene­mos el aislacionismo, la persecución de las minorías, como sucede con la raza negra, y un nacionalismo ignorante y orgulloso, manifestado en los odios raciales, la actitud sepa­ratista y los nefastos métodos políticos de sus senadores y diputados.

Sin embargo, estas tres Grandes Potencias constituyen, básicamente, la esperanza del mundo y forman el triángulo espiritual fundamental que respalda los planes y delineamientos de los acontecimientos que inaugurarán el nuevo mundo. Las otras naciones poderosas, aunque se resistan a creerlo, no ocupan una posición tan sólida, ni están inspi­radas por el mismo idealismo; tampoco poseen recursos nacionales tan vastos, pues su preocupación nacional limita su visión del mundo; están condicionadas por ideologías más estrechas, por la intensa lucha en pro de su existencia nacional, por sus problemas de fronteras y de ganancias materiales y por no colaborar plenamente con toda la humanidad. Las naciones más pequeñas no adoptan la misma actitud; sus regímenes políticos son relativamente más limpios, y constituyen básicamente el núcleo del mundo fede­rado que inevitablemente está tomando forma alrededor de las tres Grandes Potencias. Las federaciones futuras esta­rán fundadas sobre ideas culturales; se formarán para ga­rantizar correctas relaciones humanas; no estarán basadas en el poder político ni constituirán una combinación de naciones unidas para ir en contra de otra combinación de naciones con fines egoístas. Los factores dominantes ya no serán las fronteras ni los controles nacionales, y tampoco la envidia internacional.

Para que se logren tales condiciones felices debe ha­cerse un reajuste muy importante y producirse un cambio fundamental. De lo contrario no habrá esperanza de paz en la tierra. Debe ser resuelta la relación entre el capital y el trabajo y la de estos dos grupos con toda la humanidad. Con este problema todos estamos familiarizados y evoca violentos prejuicios y partidismos. Ante el clamor de todo lo que se proclama y en la violencia de la batalla, sería útil encarar el tema desde un punto de vista más universal, sin perder de vista los valores espirituales que surgen.

Ante todo debe reconocerse que la causa de la inquie­tud mundial, de las guerras que han, destrozado a la huma­nidad y de la miseria que se ha extendido por todo el planeta, puede atribuirse en gran parte a un grupo de hombres egoístas que, con fines materialistas ha explotado, durante siglos, a. las masas y ha aprovechado el trabajo humano para sus propios fines egoístas. Desde los señores feudales de Europa y de Gran Bretaña, en la Edad Media, pasando por los poderosos grupos comerciales de la era Victoriana, hasta ese puñado de capitalistas –nacionales e internacionales— que hoy controla los recursos del mun­do, ha surgido el sistema capitalista que ha destrozado al mundo. Este grupo de capitalistas monopoliza y explota los recursos del mundo y los productos necesarios para vivir en forma civilizada, y lo ha podido hacer porque posee y controla la riqueza del mundo y la retiene en sus manos mediante justas directivas entrelazadas. Ellos hicieron po­sible la vasta división entre los muy ricos y los muy pobres; aman el dinero y el poder que el dinero da; apoyaron a gobiernos políticos; controlaron al electorado; hicieron po­sible los objetivos estrechos y nacionalistas de políticos egoístas; financiaron los negociados mundiales; controlaron el petróleo, el carbón, la fuerza motriz, la luz y los transportes, y pública y anónimamente el movimiento bancario del mundo.

La responsabilidad de la gran miseria que prevalece hoy en todos los países del mundo corresponde principal­mente a ciertos grupos interrelacionados de hombres de negocios, banqueros, ejecutivos de carteles internacionales, consorcios, monopolios y organizaciones y a directores de grandes corporaciones, que sólo buscan su propio beneficio o el de la corporación. No les interesa beneficiar al público, excepto en lo que respecta a la demanda pública por mejo­res condiciones de vida, lo cual les permitirá, bajo la Ley de Oferta y Demanda, proveer productos, transportes, luz y fuerza, que a la larga redundarán en mayores beneficios. Las características de los métodos empleados por tales gru­pos son: la explotación del potencial humano, el manipuleo de los principales recursos planetarios y la promoción de la guerra para beneficio comercial y personal.

En todas las naciones existen tales hombres y orga­nizaciones responsables del sistema capitalista. Las ramificaciones de sus negocios y el aferramiento financiero sobre la humanidad, existían antes de la guerra; estaban activos en todos los países, y aunque durante la guerra se han mantenido ocultos, aún existen. Forman un grupo internacional estrechamente interrelacionado; trabajan en completa unidad de ideas e intención y se conocen y comprenden mutuamente. Estos hombres pertenecían a las Na­ciones Aliadas y a las Potencias del Eje; trabajaban juntos antes y durante todo el período de la guerra, mediante di­rectorios entrelazados, bajo nombres falsos y a través de organizaciones encubiertas, siendo ayudados por las nacio­nes neutrales que pensaban como ellos. A pesar del desastre que trajeron al mundo, están organizándose nuevamente, renovando sus métodos y no han cambiado sus objetivos, ni se interrumpieron sus relaciones internacionales. Constitu­yen hoy la mayor amenaza que enfrenta al género humano, controlan la política; compran a los hombres prominentes de cualquier nación; aseguran el silencio mediante amena­zas, dinero y temor; amasan riquezas y compran una popu­laridad espúrea por medio de empresas filantrópicas; sus familiares llevan una vida cómoda y fácil y no saben lo que significa trabajar como Dios manda; se rodean de belleza, lujo y posesiones y cierran los ojos a la pobreza, la desdi­cha, la indigencia, la desnutrición y a la sordidez de la vida de millones de seres; contribuyen en las obras de caridad y en la Iglesia, a fin de tranquilizar su conciencia y evitar el impuesto a los réditos; proporcionan trabajo a muchos millares de hombres, pero les dan un salario tan exiguo que los imposibilita disfrutar de las verdaderas comodida­des, del descanso, la cultura y los viajes.

Esto es una terrible acusación. Sin embargo se pueden comprobar miles de casos; tal situación está gestando una revolución y un creciente espíritu de inquietud. Los pueblos despiertan y se agitan y está amaneciendo un nuevo día. Pero se inicia ahora una guerra entre los adinerados egoís­tas y las masas humanas que exigen juego limpio y adecuada participación en las riquezas mundiales.

Sin embargo, existen aquellos que dentro del sistema capitalista son conscientes del peligro que enfrentan los intereses monetarios y cuya tendencia natural es pensar con criterio más amplio y humanitario. Estos hombres forman dos grupos importantes:

Primero, los que son verdaderos humanitarios, buscan el bien de sus semejantes y no desean explotar a las masas ni beneficiarse con la miseria ajena. Han alcanzado posicio­nes de poder y de influencia, y gracias a su capacidad, o por haber heredado posiciones financieras no pueden eludir la responsabilidad de manejar los millones puestos en sus manos. Frecuentemente se ven entorpecidos por los socios de la empresa y están sujetos a reglamentos, debido al sen­tido de responsabilidad hacia sus accionistas, porque com­prenden que a pesar de lo que hagan, luchen o renuncien, la situación permanecerá igual. Ésta tarea es demasiado pe­sada para un solo individuo, de allí su impotencia. Son no­bles y justos, honrados y bondadosos, sencillos en sus modos de vivir, poseen un exacto sentido de los valores, pero muy poco pueden hacer en forma decisiva.

Segundo, los que son suficientemente hábiles para in­terpretar los acontecimientos de la época y comprender que el sistema capitalista no puede continuar indefinidamente ante la creciente demanda de la humanidad y el constante surgimiento de los valores espirituales. En consecuencia, co­mienzan a cambiar sus métodos, a universalizar sus nego­cios y a instituir cooperativas para sus empleados. Su egoís­mo inherente los impulsa a introducir cambios, y el instinto de conservación determina sus actitudes. Entre éstos se ha­llan los que no pertenecen ni a uno ni a otro grupo, y cons­tituyen campo fértil para la propaganda de los capitalistas egoístas o de los humanitarios altruistas.

Sería de valor agregar que además del pensamiento egoísta y los móviles separatistas que caracterizan al siste­ma capitalista, existen también los comerciantes, como el almacenero, el hojalatero, el tendero, que explotan a sus empleados y engañan a sus clientes. Tenemos que luchar contra el espíritu universal egoísta y el ansia de poder. La guerra ha sido una depuración, ha abierto los ojos a los hombres en todas partes y les ha hecho ver la causa que subyace en la guerra –el malestar económico resultante de la explotación de los recursos del planeta por un grupo internacional de hombres egoístas y ambiciosos. Pero hoy tenemos la oportunidad de cambiar las cosas. Veamos ahora el grupo opuesto –el trabajo.

Es un poderoso grupo que representa el sistema capitalista nacional e internacional. Hay otro igualmente podero­so, el de los Sindicatos Obreros y sus dirigentes. Ambos grupos son también de alcance nacional e internacional. Falta saber cuál de los dos dominará con el tiempo, y eventualmente en el planeta, o si surgirá un tercer grupo formado por idealistas prácticos, que se haga cargo de la situación. El interés de los trabajadores espirituales del mundo actualmente no está de parte del capitalismo ni del trabajo, tal como ahora actúa, está simplemente de parte de la humanidad.

Si nos atenemos a la historia de miles de años, los ricos terratenientes, los jefes institucionales de tribus, los seño­res feudales, los dueños de esclavos, los mercaderes o ejecu­tivos, han ejercido el poder, explotando al pobre y buscado la máxima producción a un costo mínimo. Esto no es nada nuevo. En la Edad Media los trabajadores explotados, los artífices hábiles y los constructores de catedrales, empeza­ron a formar gremios y logias para protegerse mutuamente, discutir entre sí y lograr la más perfecta artesanía. Estos grupos aumentaron su poder en el transcurso de los siglos, pero aún es deplorable la situación del hombre, de la mu­jer y del niño que trabaja.

Con la invención de la maquinaria y la inauguración de la Era mecánica, durante los siglos XVIII y XIX, la situa­ción del elemento de trabajadores de la población llegó a ser agudamente mala; las condiciones de vida eran abo­minables, insalubres y peligrosas para la salud, debido al crecimiento de las zonas urbanas alrededor de las fábricas. Aún lo son, como lo demuestra el problema de la vivienda para los obreros de las fábricas de municiones, durante los últimos años, y la situación predominante alrededor de las minas de carbón en Estados Unidos y Gran Bretaña. La explotación de los niños se acrecentó; prosperaron los talleres donde se exploté al trabajador; el capitalismo mo­derno entró en su apogeo; la gran diferencia entre los muy pobres y los muy ricos fue la característica predominante de la Era Victoriana. La situación no pudo haber sido peor, desde el punto de vista del planeado desarrollo evo­lutivo y espiritual de la familia humana, capaz de proporcionar un modo de vivir civilizado y culto, juego limpio y las mismas oportunidades para todos. El egoísmo comer­cial y el descontento aumentaron; los muy ricos ostentaron sus riquezas ante los pobres, demostrando paternalismo patronal. Se desarrolló el espíritu revolucionario entre las masas extenuadas que, con sus esfuerzos, contribuyeron a la riqueza de las clases acaudaladas.

Se acrecentó el reconocimiento del principio espiritual de la Libertad y se exigió que se expresara en forma prác­tica. La situación mundial estaba orientada en la misma dirección. Se hicieron posibles movimientos de todo tipo que simbolizaron el crecimiento y la demanda de la liber­tad. A la era mecánica le siguió la era de la movilidad, la electricidad, los ferrocarriles, el automóvil y el avión, desarrollándose al mismo tiempo la era de las comunicacio­nes, proporcionándonos el telégrafo, el teléfono, la radio y actualmente la televisión y el radar. Todos estos se fu­sionaron en la era. científica actual, dándonos la libera­ción de la energía atómica y las potencialidades inherentes a ese descubrimiento. A pesar de que una máquina puede hacer el trabajo de muchos hombres, lo cual ha contribuido grandemente al enriquecimiento del capitalismo, nuevas industrias y al desarrollo de medios mundiales de distribu­ción, produjeron nuevos campos de trabajo, y las demandas del periodo más materialista que el mundo haya cono­cido, dieron un gran impulso al capital y proporcionaron trabajo a incontables millones de personas. También aumentaron los recursos para facilitar la educación; esto ha traído las demandas de las clases trabajadoras para me­jores condiciones de vida, salarios más elevados y más ho­ras de descanso. Los patronos han luchado constantemen­te contra ello; se han organizado para defenderse de las demandas de las masas que están despertando, y han precipitado una condición que forzó a. los trabajadores a en­trar en acción.

Grupos de hombres iluminados en Europa, Gran Bre­taña y Estados Unidos, iniciaron esta agitación, escribien­do libros que tuvieron gran difusión, fomentando discusio­nes y obligando a las clases acaudaladas a percibir la situa­ción y las espantosas condiciones bajo las cuales tenía que vivir la clase obrera y la campesina. Los abolicionistas lu­charon contra la esclavitud –de negros o blancos, niños o adultos. La prensa libre, en rápido desarrollo, comenzó a informar a las “cIases bajas” lo que estaba ocurriendo; se formaron partidos para terminar con ciertos abusos demasiado manifiestos; la Revolución Francesa, los escri­tos de Marx y de otros escritores, y la guerra civil norte­americana, desempeñaron su parte para obligar a tratar la causa del hombre común. Los hombres de todas las nacio­nes decidieron luchar por la libertad y los derechos hu­manos.

Gradualmente empleados y obreros se unieron para una mutua protección y para defender sus justos derechos. Oportunamente vino a la existencia la Unión Obrera con sus formidables armas: la huelga y la educación para lo­grar la libertad. Muchos descubrieron que la unión hace la fuerza y que unidos podían desafiar a los patronos y obtener de los capitalistas salarios decentes, mejores con­diciones de vida y más horas de descanso, derechos inalie­nables de todo hombre. El hecho de un constante acrecentamiento del poder de los trabajadores y el de su fuerza internacional, son muy bien conocidos y constituyen el pri­mordial interés moderno.

Entre los dirigentes de tales uniones surgieron indi­viduos poderosos. Algunos patronos que se interesaban sinceramente por sus obreros apoyaron y ayudaron a tales individuos. Fueron una minoría relativamente pequeña y sirvieron para debilitar la confianza y el poder de la ma­yoría. La lucha de los trabajadores aún continúa; constan­temente obtienen mejoras; demandan menos horas de tra­bajo y mejor salario, y cuando les son negados apelan al derecho de huelga. La huelga, tan benéfica y útil en los primeros días del surgimiento del laborismo al poder, se está convirtiendo ahora en una tiranía en manos de individuos sin escrúpulos, que persiguen su propio interés. Los dirigentes obreros son hoy tan poderosos que algunos se han convertido en dictadores y explotan a la masa obrera, a quien antes sirvieron. El movimiento obrero se está enriqueciendo excesivamente y las grandes organizaciones nacionales, en todas partes, han acumulado incontables mi­llones.

 

El Movimiento Obrero Es Ahora Capitalista.

Los trabajadores y los gremios obreros han hecho un trabajo noble. Al trabajo se lo ha elevado al lugar que le corresponde en la vida de las naciones y se ha hecho resal­tar la dignidad esencial del hombre. La humanidad se está fusionando rápidamente en una gran corporación bajo la influencia de la ley de la Oferta y la Demanda, algo que debe tenerse en cuenta. El destino de la raza y el poder de hacer decisiones nacionales e internacionales que afectan a toda la humanidad, pasa a manos de las masas, la clase trabajadora y el hombre de la calle. La fundación de las uniones obreras fue, en realidad, un gran movimiento espiritual que condujo al resurgimiento del espíritu divino en el hombre y a expresar las cualidades espirituales inherentes a la raza.

Sin embargo, no todo anda bien en el movimiento obre­ro. En consecuencia cabe preguntarse si no sería urgente y necesaria una drástica limpieza. Con el advenimiento de gobiernos obreros en ciertos países, con el desarrollo de la democracia y la demanda de la libertad y con el surgi­miento del régimen proletario en Rusia, y los niveles cul­turales más elevados de la raza, es posible que se puedan utilizar métodos diferentes y mejores para consolidar las cuatro libertades y asegurar las correctas relaciones huma­nas. Si se ha llegado a la convicción de que deben existir correctas relaciones humanas entre las naciones, es eviden­te que tales relaciones deberán existir también entre el ca­pital y el trabajo (compuestos ambos de seres humanos) y entre las organizaciones obreras en conflicto. El traba­jo es hoy una dictadura que utiliza la amenaza, el temor y la fuerza, para conseguir sus fines. Muchos de sus diri­gentes son hombres poderosos y ambiciosos, con profundo amor al dinero y están determinados a ejercer el poder. Prevalecen aún viviendas insalubres, bajos salarios y con­diciones malsanas en todas partes, y en todos los casos no es culpa de los empleadores.

En el futuro el poder estará en manos de la masa. Ésta progresa en virtud de su número, y debido a su forma coordinada de pensar y a las rápidas y crecientes interrela­ciones establecidas entre los movimientos obreros de todas las naciones del mundo, nada puede detener su progreso. La mayor ventaja que tiene el movimiento obrero sobre el capital es que actúa en nombre de incontables millones de hombres, mientras que el capitalista trabaja solamente en beneficio de unos pocos. El ideal de la humanidad está en el corazón del movimiento obrero.

Es necesario captar en cierta medida el cuadro de su­frimiento mundial debido a las condiciones creadas por el movimiento capitalista y obrero, y verlo en forma realista y justa. En una forma u otra siempre han habido inter­cambios entre el capital y el trabajo, el patrón y el em­pleado y los capitalistas y las masas explotadas. Con la era del vapor, la era científica, la era de la electricidad y la era de la intercomunicación planetaria, el mal se ha agra­vado y difundido. El capital se ha hecho ahora más pode­roso y los trabajadores están cada vez más impacientes y son más exigentes. La culminación de la lucha ha sido la guerra mundial y su corolario: una guerra de treinta años apoyada por el capital, aunque ganada por los esfuerzos del trabajo.

Surgen ciertos interrogantes. Si la humanidad respon­de a ellos resolverá sus problemas, si éstos no son resueltos la raza puede llegar a su fin.

 

  1. ¿Deberá mantenerse en el poder el sistema capi­talista? ¿Es totalmente malo? ¿No son los capita­listas seres humanos?

 

       2.       ¿No se convertirá el trabajo en una tiranía a través de sus sindicatos y del acrecentado poder de  sus di­rigentes?

     3.       ¿El trabajo y el capital pueden llegar a un prac­tico entendimiento o amalgamación? ¿No nos halla­ mos frente a otro tipo de guerra entre ambos gru­pos?

    4. ¿En qué forma se puede aplicar la ley de la Oferta y la Demanda a fin de que haya justicia y abun­dancia para todos?

    5. ¿Tendrán que adoptar los diversos gobiernos del mundo alguna forma de contralor totalitario, para satisfacer los requerimientos de la oferta y la de­manda? ¿Deben implantarse leyes para el bienes­tar y los fines materialistas?

   6. ¿Qué norma de vida, en la Nueva Era, será esen­cial para el hombre? ¿Tendremos una civilización puramente materialista o una orientación espiri­tual mundial?

   7.       ¿Qué debe hacerse para evitar que los intereses ca­pitalistas movilicen nuevamente la explotación del mundo?

   8.       Qué existe realmente en el núcleo de las modernas dificultades materialistas?

Esta última pregunta puede responderse con las bien conocidas palabras: “El amor al dinero es la raíz de todo mal”. Esto nos lleva a la debilidad fundamental de la hu­manidad, el deseo. El dinero es su resultado y su símbolo.

Este deseo es la causa subyacente en el simple proceso de trueque e intercambio (como lo practicaban los primiti­vos salvajes) y en la complicada y formidable estructura financiera y económica del mundo moderno. Exige la satisfacción de la necesidad, del deseo de objetos, posesiones y comodidad material, de la adquisición o acumulación de cosas, poder y supremacía que sólo el dinero puede dar. Este deseo controla y domina el pensamiento humano y es la tónica de nuestra civilización moderna; es también el pulpo que lentamente sofoca la vida, el esfuerzo y la decen­cia humanos; es la “piedra de molino” pendiente del cue­llo de la humanidad.

Competir con otros hombres por la supremacía y po­seerla, ha sido el principio fundamental del ser humano común –un hombre contra otro, un propietario contra otro, un negocio contra otro, una organización contra otra, un partido contra otro, una nación contra otra, el trabajo contra el capital—, reconociéndose hoy que el problema de la paz y la felicidad está relacionado principalmente con los recursos del mundo y con la propiedad de tales recursos.

Las palabras que predominan en nuestros periódicos, en la radio y en los debates, relacionadas con la estructura financiera de la economía humana son: interés bancario, salarios, deuda nacional, reparaciones, carteles y consor­cios, finanzas, impuestos –palabras que controlan nues­tros planes, despiertan nuestra envidia, alimentan nuestro odio y antipatía hacia otras naciones y arrojan a unos contra otros. El amor al dinero es la raíz de todo mal.

Existe, sin embargo, un gran número de personas cu­yas vidas no están dominadas por el amor al dinero y que pueden normalmente pensar en términos de valores más elevados. Son la esperanza del futuro, pero están indivi­dualmente prisioneros en el sistema que espiritualmente debe desaparecer. Aunque no aman el dinero, lo necesitan y deben poseerlo; los tentáculos del mundo comercial los envuelve; deben trabajar y ganar lo necesario para vivir; la obra que quieren realizar en bien de la humanidad no se puede llevar a cabo sin fondos; las iglesias son materialis­tas en su modo de actuar, y –después de haber cubierto los gastos en la organización de su trabajo— poco queda para el trabajo del Cristo y el sencillo vivir espiritual. La tarea que enfrentan hoy los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes parece demasiado pesada y los problemas a resolver son casi insolubles. Dichas personas se formulan las siguientes preguntas: ¿Podrá terminar el conflicto entre el capital y el trabajo y con ello renacer un nuevo mundo? ¿Cambiarán las condiciones de vida tan ra­dicalmente que las correctas relaciones humanas puedan ser establecidas en forma permanente?

Estas relaciones pueden establecerse, por las siguien­tes razones:

 

1. La humanidad ha sufrido tan terriblemente duran­te los últimos doscientos años, que tal vez sea posi­ble lograr los cambios necesarios, siempre que se den ahora los pasos adecuados, antes de que el dolor y la agonía sean olvidados y sus efectos hayan desa­parecido de la conciencia del hombre. Tales pasos deben darse inmediatamente, mientras los males del pasado son todavía evidentes, pues tenemos ante nuestros ojos las consecuencias de la guerra.

 

2.       La liberación de la energía del átomo puede ser con­siderada como la inauguración definitiva de la Nue­va Era; cambiará tan completamente nuestro modo de vivir que muchos de los proyectos formulados hasta ahora serán de carácter provisorio; ayudarán a la humanidad a hacer la gran transición del sis­tema materialista que hoy predomina, a otro siste­ma que tendrá como característica básica las co­rrectas relaciones humanas. Este nuevo y mejor modo de vivir se implantará por dos principales razones:

 

  • La estrictamente espiritual de la hermandad humana, el esfuerzo colaborador y pacífico y el constante desarrollo del principio de la conciencia crística en los corazones de los hombres. Esto po­dría ser considerado como una razón mística y vi­sionaria, y sus efectos están controlando ya más de lo que se cree.
  •  La del móvil francamente egoísta de la auto conservación. El descubrimiento de la liberación de la energía atómica, no sólo ha puesto en las manos humanas una poderosa fuerza que traerá inevitablemente nuevos y mejores modos de vivir, sino también una terrible arma, capaz de borrar a la familia humana de la faz de la tierra.

 

3.       El constante y abnegado trabajo de los hombres y mujeres de buena voluntad en todos los países, tra­bajo no espectacular sino sólidamente fundado en correctos principios, Constituyendo los principales agentes que trabajan por la paz.

Debido al descubrimiento de esta energía, el capital y el trabajo enfrentan un problema cada uno, problemas que alcanzarán un punto de crisis en los próximos años.

El dinero, la acumulación del capital y el monopolio de los recursos de la tierra para la explotación organizada, serán pronto inútiles y fútiles, siempre que tales fuentes de energía y su modo de liberarla permanezcan en manos de los representantes elegidos por el pueblo, y no sea la posesión secreta de ciertos grupos de hombres poderosos, o de determinada nación. La energía atómica pertenece a la entera humanidad. La responsabilidad de su control debe residir en manos de los hombres de buena voluntad. Ten­drán que controlar su destino y procurar cumplirlo en for­ma constructiva en bien de los hombres de todas partes. Ninguna nación debería poseer con exclusividad la fórmula o el secreto para la liberación de la energía. Sin em­bargo, hasta que la humanidad no llegue a comprender bien las correctas relaciones humanas, un grupo internacional de hombres de buena voluntad –dignos de confianza y ele­gidos por el pueblo— deberán resguardar este potencial.

Si esta energía se aplica a obras constructivas y se mantiene resguardada en manos de hombres sensatos, el sistema capitalista está condenado a desaparecer. El mayor problema del trabajo será entonces la desocupación –pa­labra muy temida y que no tendrá significado alguno en la futura edad de oro. Entonces las masas enfrentarán el problema de cómo ocupar su tiempo libre, problema que cuando sea enfrentado y resuelto liberará la energía crea­dora del hombre hacia canales hasta ahora no soñados.

La liberación de la energía atómica es, en todos los rei­nos de la naturaleza, la primera entre muchas grandes libe­raciones; la gran liberación que le espera a la humanidad hará expresar los poderes creadores de la masa, las poten­cias espirituales y los desarrollos síquicos, que demostrarán y pondrán de manifiesto la divinidad y la inmortalidad del hombre.

Todo esto llevará tiempo. Este factor deberá regir más que nunca las actividades de los hombres de buena voluntad y el trabajo de aquellos cuya tarea no es sólo educar a los niños y a los jóvenes del mundo, sino también entrenar a la humanidad para establecer correctas relaciones humanas y percibir las posibilidades que tiene por delante. La nota que deberá ser emitida y la palabra que tendrá que acentuarse es: humanidad. Únicamente la fuerza de un concepto predominante puede hoy salvar al mundo de la inminente y mor­tal lucha económica, e impedir el resurgimiento de los vie­jos sistemas materialistas del pasado y el surgimiento de viejas ideas y conceptos y poner fin al sutil control ejerci­do por los intereses financieros y el violento descontento de las masas. Se debe fomentar la creencia en la unidad humana. Debemos considerar esta unidad como algo digno por lo cual se lucha y se muere, y ella debe constituir el nuevo fundamento para todas nuestras organizaciones po­líticas, religiosas y sociales, y ser el tema principal de nuestros sistemas educativos. Unidad humana, compren­sión humana, relaciones humanas, juego limpio humano y unidad esencial de todos los hombres –son los únicos con­ceptos sobre los cuales construir el nuevo mundo, abolir la competencia y terminar con la explotación de un sector de la humanidad por otro, y hasta la actual injusta posesión de la riqueza de la tierra. Mientras existan las extremas riqueza y pobreza, los hombres no podrán alcanzar su ele­vado destino.

El Reino de Dios puede aparecer en la tierra en un futuro inmediato; pero los miembros de este reino no reco­nocen ricos ni pobres, superiores ni inferiores, capital ni trabajo, sino únicamente los hijos de un solo Padre, y el hecho natural a la vez que espiritual, de que todos los hom­bres son hermanos. Aquí reside la solución del problema que estamos tratando. La Jerarquía espiritual de nuestro planeta no reconoce al capital ni al trabajo; reconoce úni­camente a hombres y hermanos. Por lo tanto, la solución reside en educación y más educación, y en la adaptación de las reconocidas tendencias de la época a la visión, percibi­da por esas personas de mente espiritual y por quienes aman a sus semejantes.

Los Ejercicios de la semana:

Les traemos otras tres entrevistas en conmemoración de la partida Maestro Sathya Sai Baba:

SOULJOURNS – A UNIVERSALLY IMPORTANT INTERVIEW. CATHOLIC PRIEST CHARLES OGADA

http://vimeo.com/6731289

Ambient music

http://www.youtube.com/watch?v=96CnUvbfBZw

SOULJOURNS – SEEMA DEWAN INTERVIEW #3 – SAI BABA –

http://vimeo.com/6502939

Ambient Music Video

http://www.youtube.com/watch?v=0humBQW7U7I&feature=related

SOULJOURNS – NOOSHIN MEHRABANI – A JOURNALIST FORCED TO REMAIN SECRET ABOUT SAI BABA IN HER NATIVE IRAN. SOULJOURNS

http://vimeo.com/6180340

Music For Deep Meditation. “Spirit of the Sound”

http://www.youtube.com/watch?v=IZ3NX3SsdEQ&feature=related

 

Nuestro lema es: EL QUE SE ARRECHA PIERDE PEOR SI ES FIGURA PUBLICA.

“SOMOS CIUDADANOS AYUDANDO A OTROS CIUDADANOS”

“LES TRAEMOS LAS NOTICIAS ANTES DE QUE OCURRAN”

Nos pueden seguir en facebook: Chale Rodríguez

http://www.facebook.com/profile.php?id=1653743049

ANDALE, ANDALE, ANDALE…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: